• Reiki: Una alternativa natural de sanación física, emocional y espiritual

    By 3 noviembre, 2018Noticias

    El Reiki es una práctica espiritual japonesa que asegura el alivio de gran cantidad de enfermedades, transmitiendo energía a través de las manos. Es una terapia de relajación y meditación que tiene un origen espiritual. Reiki es la unión de ‘rei’ (energía universal) y ‘ki’ (energía vital) que trata de generar una mayor conexión con nuestro cuerpo, restablecer la energía perdida y conseguir una mayor sensación de paz.

    Sus resultados para curar ciertas dolencias son aceptados por muchos médicos y terapeutas. Es un método para aliviar el estrés de la vida diaria y fomenta la curación integral del cuerpo, por lo tanto, es de gran utilidad para complementar tratamientos psiquiátricos o para promover la salud física y mental.

    Así lo declara la terapeuta de Clínica el Bosque, Carmen Andrea Belmar, maestra de Reiki. “Las personas pueden sufrir distintas situaciones que llevan a bloqueos internos que dificultan la correcta circulación de la energía;  en algunos casos  se puede presentar ansiedad o depresión.   La energía Ki es muy necesaria para poder gozar de una plena salud física, mental y emocional, y su disminución puede llevar a situaciones de enfermedad en todos estos aspectos “, expresa.

    Por ejemplo en el caso de la depresión, según explica Carmen Andrea Belmar, el reiki facilita los procesos de regulación a nivel de neurotransmisores, así como la disminución de la ansiedad, mejora la energía y en algunos casos también se observa mejoría de los ritmos de sueño. También reduce el estrés, ya que se realiza en un ambiente calmo y de auto-conexión.

    La profesional señala que esta técnica también puede ser utilizada como apoyo en enfermedades físicas que requieran equilibrar al paciente en lo emocional, para que pueda contar con todas las herramientas necesarias en su proceso de recuperación y sanación.  Conecta con la espiritualidad, cualquiera que se su enfoque religioso, tomando conciencia del apoyo y asistencia que posee y dando a la persona confianza y abrigo en corazón para vivir el proceso por el que está pasando. A través de las sesiones de Reiki podrán reconocer emociones, pudiendo percibir los cambios que van sintiendo sesión a sesión, logrando que este sea un instrumento de sanación, y equilibrio físico, mental y espiritual.

    Las embarazadas también pueden recurrir a esta técnica para tener mayor tranquilidad, equilibrio en lo físico y emocional y puede ser de gran ayuda para conectarlas amorosamente y en completa conexión con su hijo,  preparándolas para un parto con más naturalidad y fluidez.

    Cabe señalar que una sesión de reiki se realiza en camilla y  dura alrededor de cuarenta y cinco minutos.