• Beneficios del masaje infantil en niños y niñas con necesidades educativas especiales

    By 24 abril, 2019Noticias

    Existen técnicas milenarias que están reflotando con fuerza en la actualidad para mejorar la conexión entre padres e hijos y, sin ser tratamiento específico, mejorar algunas dificultades físicas o emocionales en adultos y niños. Una de estas técnicas es el masaje infantil que, poco a poco, se ha ido introduciendo en los cuidados básicos de los bebés, como una herramienta privilegiada para establecer o fortalecer el vínculo de apego, especialmente, en prematuros, o cuando existe una necesidad educativa especial. Además, es un instrumento que contribuye a la relación y comunicación entre el niño y sus padres, promoviendo la nutrición afectiva través del tacto.

    La psicóloga de Clínica El Bosque, Leire Fernández, señala que el masaje infantil está recomendado desde el nacimiento del niño hasta el año de edad (hasta los 7 años en casos de niños/as que fueron adoptados o que presentan alguna necesidad educativa especial) y consiste en caricias o fricciones suaves que se dan de forma amorosa en la cabeza, cara, pecho, abdomen, piernas, brazos, manos y espalda, y que se complementa con movilizaciones suaves de brazos y piernas. Se puede realizar con aceite vegetal prensado en frío, por ejemplo, de almendras dulces, pepita de uva o caléndula. Advierte que siempre deben ser dados por profesionales del sector, con certificaciones oficiales como instructores, que conozcan las necesidades del niño/a o de sus padres.

    “El tacto es un componente vital para el desarrollo de una persona. Por ello, esta técnica tiene una serie de beneficios para el bebé y para la persona que lo ofrece, especialmente, en el caso de los niños con trastornos del desarrollo, ya que no solamente fortalecerá vínculos, sino que también contribuirá a la estimulación temprana, brindando a los padres elementos que los ayudarán a afrontar la especificidad de su hijo, sobre todo, cuando presentan necesidades especiales ya sean psíquicas o físicas”, expresa.

    Esta profesional, especialista en intervenciones psicológicas en el desarrollo, educación, salud mental infanto-juvenil, adopción y parentalidad, añade que, a nivel psicológico, el masaje tiene múltiples beneficios, ya que relaja al niño, lo que va a facilitar su bienestar, le ayudará a conciliar el sueño, reducirá su estrés, podría disminuir conductas difíciles y mejorar la movilidad.”Los masajes en algunas zonas del cuerpo también benefician a otros órganos y tejidos que están relacionados. Por ejemplo, los masajes en la zona abdominal pueden mejorar el estreñimiento o los cólicos; en el pecho ayudan a la respiración, entre otros”, puntualiza.

    Otro beneficio de los masajes es fomentar la recuperación del tono muscular, dotar al niño de más movilidad dependiendo del caso y aliviar en parte el dolor que el niño pueda sufrir. Además, a través del masaje, se incrementará la circulación, abriéndose los vasos capilares aportando oxígeno y nutrientes.

    Finalmente, la especialista recomienda siempre consultar al pediatra antes de aplicar ésta o cualquier otra técnica de terapia complementaria para las distintas patologías que pueden presentar los bebés.

    NUESTRA ESPECIALISTA

    Leire Fernández
    Psicóloga
    Días de atención: Lunes, martes y viernes
    Jornada: Mañana y tarde

    La Psicóloga Leire Fernández es especialista en intervenciones psicológicas en el desarrollo y la educación, salud mental infanto-juvenil, adopción y parentalidad en España, Chile e Inglaterra.

    Posee amplia trayectoria atendiendo familias en el área clínica. Ha trabajado como docente universitaria y capacitadora en instituciones educativas del sector público y privado en temáticas relacionadas con el desarrollo, salud mental infanto-juvenil, mejora de las relaciones entre adultos y niños/as, vínculo de apego, disciplina sensible y juego.